Últimos temas
» S.T.O.P -Prologo
Jue Ago 09 2012, 20:55 por whiterabbit

» Hola!!!! soy el nuevo D:
Jue Ago 02 2012, 01:59 por Knight Mime

» Holaaaa
Jue Ago 02 2012, 01:59 por Knight Mime

» Darksouls Quelaag's Furysword
Lun Jul 30 2012, 01:52 por Dark Skull

» Aion free to play ;)
Lun Jul 30 2012, 01:49 por Dark Skull

» Cual es el anime mas largo que han visto???
Sáb Jul 28 2012, 22:56 por Knight Mime

» Que piensan de Saint seiya omega?
Lun Jul 16 2012, 22:18 por Dark Skull

» Utena mania
Lun Jul 16 2012, 15:27 por Vamp

» Sakamichi no Apollon
Lun Jul 16 2012, 15:21 por Vamp

Chat-Box
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Sondeo

quieren que demon hunter vuelva a la vida?

29% 29% [ 4 ]
14% 14% [ 2 ]
43% 43% [ 6 ]
7% 7% [ 1 ]
7% 7% [ 1 ]

Votos Totales : 14


La venganza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default La venganza

Mensaje  Antiguan el Sáb Ago 18 2007, 18:07

yagami, as tenido suerte xDDD precisamente estaba escribiendo una de vampiros voy escribiendo por capitulos. Esto es lo k e escrito asta aora, ale t lo dedico ^_^ espero k t guste



Era una noche clara. Las antorchas iluminaron la calzada que cruzaba el pueblo. El viento mecía tranquilamente las hojas que, suavemente silbaban rompiendo el silencio nocturno. La gente se reunía entorno a una gran mesa de roble, donde solían ir a comer en ocasiones especiales y esta era una…
Hace diez años, en el pueblo, hubo un joven llamado Ruklinn. Era un guerrero que destacaba en todo. Pero un día una maldición se le echó encima (o eso creían). Quería ser el amo del mundo, ser más poderoso, más inteligente… En seguida llego a ser el capitán de la guardia del pueblo pero esto no era suficiente para él. Quería más.
Un día, durante la guardia nocturna, al amparo de la luna, apareció un hombre. Era raquítico, apenas se le veía carne. Este hombre se puso a hablar con Ruklinn en mitad de su guardia. Los demás guardias que presenciaron esto, se quedaron perplejos. Tanto que incluso no podían moverse. Aquel hombre era en realidad en demonio… el demonio sangriento. Éste le ofreció un pacto a Ruklinn. Consistía en tener un poder inimaginable a cambio de dos cosas: su alma y la necesidad de más poder. Ruklinn aceptó sin pensárselo un segundo.
El demonio le mordió en el cuello con unos extraños colmillos mientras el otro gritaba. Gritaba tan horriblemente que los demás se libraron del hechizo que les paralizaba. No recordaron más que el grito de Ruklinn. Le ayudaron a levantarse, pero aquello fue un tremendo error…
Antes de que le ayudasen, se elevó en el aire u lentamente levantó la cabeza. Su rostro había cambiado totalmente…









Su cara estaba contraída de una manera muy extraña, de tal forma que, sus huesos destacaban más que la carne. Antes había sido unos mofletes, pero ahora no había rastro de ellos. Sus ojos eran comparables con dos esferas rojos de fuego, pues éstas estaban inyectadas en sangre y tan solo había un pequeño punto en el centro de cada una (seguramente serían las pupilas). Los colmillos le sobresalían de la boca (aun estando cerrada) mostrando lo largos que eran. El resto de dientes también se transformaron acabando todos en punta.
Dos heridas redondas eran visibles en el cuello ya que era dónde empezaba los hilillos de sangre que caían lentamente por el cuello. Su musculatura había aumentado, triplicando su fuerza. Ya no tenía uñas, sino que estas se habían alargado varios centímetros como si de garras se tratasen.
Se volvió a posar en el suelo. Un fuerte escalofrío le recorrió el cuerpo, y la boca se le lleno de saliva, sedienta… Sedienta de sangre fresca. Sin darse cuenta se acercó con una agilidad asombrosa y se quedó delante de ellos, mirándoles. Tan solo la mirada les paralizó de miedo. En un segundo, le había clavado las garras en corazón y chupaba la sangre del otro después de haberle mordido el cuello. Ignoraba porque hacía eso, pero no le importaba en absoluto. La brisa nocturna, trajo consigo el fuerte olor a sangre al pueblo.
Se alarmaron los civiles, corriendo de aquí para allá dando la alarma a los guardias. Se armaron lo más rápido posible y siguieron el olor a sangre. Nada más llegar allí, uno se puso a vomitar.
Encontraron a Ruklinn comiéndose un cadáver descuartizado del antiguo amigo suyo…









Éste ni se inmutó, siguió ahí, comiendo. Sus “compañeros” se sorprendieron mucho, que estuviese haciendo eso. Automáticamente pensaron que estaba poseído, pues no sabían que fue él mismo quien escogió su destino… Sin pensárselo más, sacaron las espadas, agarraron fuerte sus escudos y prepararon las lanzas. Corrieron hacia él para matarle y liberarlo de su posesión pero antes de llegar hasta su objetivo, se sorprendieron de que ya no estuviese allí.
Cayó como un rayo desde el cielo, agarró a su presa por los hombros, sonrió y se lo llevó volando a otra parte. Cuando aterrizó, el soldado retrocedió instintivamente.
Se puso de pie y fue entonces cuando notó que sus piernas temblaban de miedo, su corazón latía apresuradamente y sus dientes castañeaban pero sus brazos seguían en su poder y empuñaban una espada y un escudo. Ruklinn sonreía. Se relamió los labios, mostrando sus extraños dientes. El pobre soldado, animado por su fe en la iglesia fue el primero en atacar. Embistió con todas sus fuerzas a Ruklinn y logró derribarle con el escudo. Una vez en el suelo, el muy confiado soldado, levantó la espada ara cortarle la cabeza…
Ruklinn atrapó la espada con las palmas de sus manos para parar el golpe que lo hubiese matado. Poco a poco fue levantándose con la espada entre las manos. Abrió las manos y dejó que la espada golpease el suelo. Le cogió del cuello clavándole las garras. Ríos de sangre recorrían su cuerpo, pues se estaba bañando en la sangre del soldado. Su sonrisa se podía ver claramente, manchada de sangre mientras nuevas victimas corrían hacia él para matarle…











Fue ver el cadáver y enfurecerse aún más. El soldado, corrió desesperadamente hacia él, levantando la espada. Ruklinn cogido por sorpresa levantó el brazo intentando protegerse. Le cortó el brazo, que cayó al suelo. Todos gritaron de alegría entre los gemidos de dolor de Ruklinn. Pegó un grito mezclado de dolor y furia. Algo invisible los empujó a todos al suelo. Había descubierto un nuevo poder.
Su brazo, sangrante, cada vez le escocía más. Se elevó rápidamente en el aire y una vez allí deseo fuertemente que se quemasen. Se imaginó una bola de fuego que los quemaba a todos. Segundos después notó una fuente de calor que surgía de su mano derecha (la que aún conservaba).
Vio una pequeña bola de fuego que no dudó en lanzársela al soldado que le había cortado el brazo. Éste, nervioso, sin saber qué hacer, intentó partir la bola de fuego. Fue en vano, ya que la esfera ardiente desintegró su espada y le quemó el brazo. Ruklinn se miró la mano sorprendido. Comprendió lo que había sucedido. Tenía poderes mágicos. Satisfecho, descendió en picado y lleno de furia le clavó las garras en la cara, arrancándole los ojos al soldado. Para infundirles miedo, chupó repetidas veces cada ojo. Cuando su sed de sangre se apoderó de él, mordió los ojos. Los líquidos oculares de estos resbalaban por barbilla y los presentes vomitaron todo lo que habían comido, pero eso le dio incluso más hambre a Ruklinn…
El veterano, curtido en muchas batallas, preparó una flecha y la dirigió hacia el cuello. Ésta le atravesó el cuello por completo. Cayó precipitadamente al suelo y gritando e dolor mientras preparaba otra flecha…

Retorciéndose de dolor, los espasmos se apoderaban poco a poco de Ruklinn. Cada vez se movía una parte del cuerpo diferente entre gritos de dolor. La sangre le recorría todo el cuerpo como si fuese un río mientras se formaba una mancha negra en el suelo.
Al ver aquella penosa criatura, el veterano esbozó una burlona sonrisa mientras apuntaba al corazón de aquella criatura… La flecha silbó en el aire y se clavó justo donde quería. Hubo un terrible momento de silencio, que se convirtió en una eternidad para los soldados. Sólo se oía la sangre salir lentamente de Ruklinn manchando el suelo y penetrando en la tierra. Ruklinn dejó de moverse. Fue entonces cuando los soldados gritaban de alegría. Unos se abrazaban, otros saltaban incluso había algunos soldados que lloraban de alegría. En seguida se acercaron al veterano y le palmaban la espalda en signo de agradecimiento por haberle matado…
¿Pero de verdad estaba muerto?

De pronto, el cuerpo de Ruklinn se elevó en el aire y se puso de pie en el suelo. Tenía la cabeza mirando al suelo, los brazos estirados hacia los lados y las piernas se sobreponían. Los soldados se sorprendieron al ver a un vampiro muerto de pie, en forma de cruz. Un aura negra le envolvió el cuerpo. La cabeza se erguía lentamente, momentos después, se le podían ver los ojos (si se le podía llamar así) Donde antes se encontraban unos ojos furiosos, inyectados en sangre, ahora ya no había nada…
Un intenso vacío en sus ojos aterrorizaba a los pobres soldados que se paralizaron. Deslizándose de un lado a otro, flotando por encima del suelo, se acerco sin hacer ni un ruido al veterano. Todos los soldados que estaban junto a él huyeron corriendo a una distancia prudente para que no les hiciesen nada. Al contrario que antes, ahora hasta el aguerrido veterano sentía miedo.
Ruklinn le cogió de un rápido moviendo el cuello de aquel pobre soldado. Éste, en un desesperado intento por salvar su vida, intento liberarse de la mano de su agresor, pero no pudo moverlo ni un centímetro. Le levantó en e aire como si fuera un simple papel. El soldado, ahogándose en el aire, cogió su inútil espada y se la clavó en el vientre esperando conseguir algo…
Ni siquiera cayó una gota de sangre. Se elevó en el aire de manera que todos le viesen: Alzó en alto una de sus garras, y lentamente se la introdujo al soldado, atravesando la armadura, llegando sin dificultad a la carne. La sangre empezó a caer por la resplandeciente armadura. Hizo esta operación en diferentes puntos del cuerpo para desangrarlo lentamente. Una vez muerto, lo arrojó como si fuese basura contra un árbol incrustándolo en el mismo.
Moviéndose como un rayo, se desplazaba hacia cada soldado, chupando la sangre de cada uno de estos. Les clavaba lentamente los colmillos para que sintieran dolor. A los soldados no les daba tiempo de reaccionar, ya que antes de desenfundar las armas, él ya estaba junto al soldado mordiéndole.

Se dirigió andando hacia el pueblo. Cuando llegó, los habitantes se alarmaron y corrían sin cesar por todo el pueblo buscando ayuda y llamando al resto de tropas para que les defendieran.
Abrió la boca y una voz profunda salió haciendo eco de su voluminosa garganta para decir: Malditos humanos, este pueblo no ha conseguido darme lo que quería hasta este momento… enseñó sus largos colmillos ensangrentados para que todos los viesen.
¡Estos fueron los que osaron atacarme y ahora los condeno a que vaguen por estos lares
para toda la eternidad sin descanso alguno! Una luz morada llenó el ambiente y un montón de esqueletos se desenterraron en medio del pueblo y empezaron a andar sin rumbo…
Tanto los habitantes del pueblo como los que lo defendían se quedaron blancos ante la terrible visión que contemplaban. Humanos, antiguos compañeros, amigos, padres, hermanos, tíos, abuelos, oficiales… todos convertidos en una pila de huesos andantes que se dirigían hacia sus familiares y amigos y emitían un sonido grave que les ponía el pelo de punta. Por las noches se colaban en las casas y las destrozaban indignados, queriendo volver a la vida. Aparecían en el momento menos esperado y les asustaban y obligaban a hacer cosas terribles a los habitantes…
Mientras todo esto ocurría día tras día, Ruklinn era maldecido hora tras hora, minuto tras minuto. Pero él ya se encontraba lejos de aquel lugar, planeando nuevos objetivos para hacerse más fuerte…
avatar
Antiguan
Beginner

Cantidad de envíos : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: La venganza

Mensaje  Vamp el Dom Ago 19 2007, 03:42

ahh n.n esta esta.....
esta genial es una joya no pude despegar un segundo los ojos
ademas es sangriento y la historia es atrapante sin contar q
amo los vampiros
esperare impaciente la continuacion jijixD
avatar
Vamp
Golden Knight

Cantidad de envíos : 1447
Location : Winterfell

Hunter tag
hp:
10/2000  (10/2000)
mp:
20/1000  (20/1000)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: La venganza

Mensaje  [XxaLana†xX] el Dom Ago 19 2007, 07:32

si si, esta mb.. solo qe.. me trauma un poco.. u.uU
espero qe Ruklinn no se pase x mi habitacion xDD
voy a leer un poco de peach girl para compensar... n.nU
avatar
[XxaLana†xX]
Bronze Knight

Cantidad de envíos : 300
Location : En todos los lugares y a la vez en ninguno..

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: La venganza

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.